VIOLETA

  • Adriana Martí­nez

Resumen

El apagón nos hizo estremecer.
No habí­a muerto aun el sol
y algunas débiles crestas
se levantaban sobre montañas;
eran hilos violáceos,
que enternecí­an la antesala de la noche,
en el lumbral de su pequeña tienda.
Un beso inesperado nos unió al silencio circundante,
al silencio del amor.

Sección
Artículos