La filosofía ha sido entendida desde sus inicios como la pasión humana por conocer el universo y cuanto hay en él. Vocación que lleva a cabo a partir de tres imperativos, los cuales configuran y respaldan su modo particular de acercarse a la verdad y construir conocimiento; estos imperativos son: el principio de autonomía, el principio de pantonomía y el principio ontológico. El primero, si bien ha estado presente a través del devenir histórico de la filosofía, es Descartes y Kant quienes hacen de la autonomía el principio supremo para el filosofar: En términos lacónicos, dicho imperativo, nacido de la razón solo acepta como claro y distinto aquello que, la misma filosofía ha disertado y fundamentado; a este requerimiento se refería dicho pensador cuando afirmaba que “la filosofía es una ciencia sin suposiciones”. 

 

 

Autores:

Alberto Vianey Trujillo Rodríguez
Luis Eduardo Pinchao Benavides
Eyner Fabián Chamorro Guerrero
Diego Alexander Rodríguez Ortíz
Luis Francisco Melo Rosero
Jorge Javier Martínez Rubio
Edwin Casadiego Ortega
Edgar Mauricio Burgos Narváez

Publicado: 2019-06-12

Número completo